JUVENTUD CARLISTA DE NAVARRA

El pasado 16 de diciembre, los jóvenes carlistas Navarros celebramos a nuestra patrona: la Inmaculada Concepción. El lema de este año clama al cielo: “Navarra, vuelve a tus raíces cristianas”. Es un ruego, una petición: Navarra, vuelve, recupera tu juicio.

 

Comenzamos con lo más importante: la Santa misa a las 12.30 en la iglesia de las Recoletas. El sacerdote animó a la juventud a “ser como María, sin mancha: una juventud de corazón limpio, transparente, una juventud casta”. Difícil propósito tal como vienen los tiempos, pero, ¿por qué no imitar a nuestra madre, como todo buen hijo? Con ese ímpetu del que quiere cumplir su propósito, renovamos un año más nuestra consagración a la Inmaculada, y el compromiso de ser fieles hijos suyos.

 

Frente al monumento a nuestra patrona, los más pequeños van con flores a María, mientras Pedro Juan, secretario de la Hermandad de caballeros voluntarios de la cruz, lee unas palabras: “Navarra entera está llena de signos que nos recuerdan que se ha alimentado de los principios cristianos durante siglos (…) El hombre no es solo un Homo Sapiens, es sobre todo Homo religiosus, porque tiene conciencia de trascendencia y divinidad (…). Si navarra quiere volver a ser próspera, tiene que volver a ese religiosus que le abre hacia el otro y los otros y nos hace ser nosotros, un pueblo”. Javier Garisoain, nuevo presidente de la CTC a nivel nacional, recuerda en primer lugar a María Cuervo Arango, quien ha servido a la causa durante largos años como presidenta, y nunca faltó a nuestra fiesta. Sigue su discurso con tono firme y fuerte, diciendo rotundamente que “estamos aquí para hacer política, pero nuestra política no consiste en hablar de elecciones ni de lo malos que son los demás. Sino en la defensa, rescate y la recuperación de la España Tradicional. De todo aquello que no es revolución liberal, porque si algo nos define es que somos antiliberales. Esa ha sido nuestra lucha durante más de 200 años”. Prosigue diciendo: “el problema es que el liberalismo nos ofrece una libertad que es mentira (…), el laicismo, dejar la fe en casa (…) la soberanía nacional…”.

 

Dejamos la calle y entramos a Los Vieneses, restaurante excepcional donde siempre nos reciben con una sonrisa. Tras la comida, abre la tradicional ronda de discursos Sancho, vocal de la juventud carlista de Navarra, presentando el lema de este año. “Las raíces cristianas de Navarra son los fueros bien entendidos, puesto que la Patria son los fueros. Citando a Don Santiago: “Los fueros no son caprichos o excepciones de un pueblo, una casta o una clase social, sino que nacen de la aportación jurídica y filosófica más notoria de los pensadores cristianos: Persona humana y Derecho natural”. (…) Es decir, son una serie de derechos de cada tierra basados en la persona humana y el derecho natural que limitan el poder y marcan un horizonte moral, dando libertad a cada región según su personalidad, pero nunca vulnerando estos fueros. (…) Para que sea fundamento sólido, implica una concepción cristiana de la vida: respeto a la persona, lealtad al hermano, honestidad, nobleza, etc. Puesto que solo el bien engendra tradición. En caso contrario, nos convertimos en una autonomía más, y nuestro destino es ser independientes”. Terminado su discurso, Sancho anuncia que Carmen, a partir de este mismo día, será la secretaria de Socorro Blanco Jóvenes, entidad derivada de Socorro blanco con permiso de su presidenta Belén Fuente Cobo. Recordó los orígenes y fines de SB allá por 1933, “ayudar a los católicos y a los soldados de la tradición”.  Sigue Carmen explicando que “hoy tenemos una función distinta, que consiste en acompañar o dar apoyo a nuestros ancianos o enfermos que están solos (…) ya que ellos constituyen el cimiento de nuestra fe, tradición y patria”. Finaliza Carmen exponiendo las finalidades de esta rama juvenil de SB: “sensibilizar a los jóvenes de las realidades sociales, y formar su juicio respecto a ellas, dar caridad al que lo necesita, agudizar la piedad práctica…”. Terminado su turno, le fue entregado un regalo para comenzar con buen pie e ilusión su labor: ordenanzas de las margaritas, etc.

 

Toma la palabra José Fermín Garralda, nuestro presidente regional, quien como cada año nos alienta a apoyar todo lo que organiza la comunión, y a participar en las campañas de propaganda. Cita también las palabras del sacerdote: “sed jóvenes castos, porque ahí está la alegría y fortaleza de la juventud”. Y por último toma la palabra Javier Garisoain, presidente Nacional: "Esta fiesta debería ser el colofón del año, la fiesta de finalización de una campaña. Aquí debiéramos hablar de todo lo que hemos hecho y los planes para el futuro. Para el año que viene ya sabéis, jóvenes”.

 

Con todos estos propósitos de seguir en la lucha de nuestros tiempos, nos despedimos con el tradicional brindis, la rifa de la cesta de Navidad, y los regalitos para los jóvenes pelayos y margaritas, como cada año.

 

Por una juventud de corazón limpio, ¡Viva Cristo Rey!