Ayudamos a nuestros hermanos venezolanos

En nuestra escapadita al museo carlista de Tabar (Navarra) en el pasado 17 de febrero, el Padre Javier, nos acogió en su casa y nos transmitió su preocupación por lo aconteciente en su tierra natal: Venezuela. El comunismo está exprimiendo la tierra, dejando sin comida a toda la población por abuso de los poderes y la autoridad civil. La gente muere de hambre o enferma, y muchos huyen en oleada a los países vecinos. El paraje es desolador.


Los jóvenes carlistas de Cruz de Borgoña, en agradecimiento a la hospitalidad del padre Javier en la casa parroquial de Lumbier, quisimos agradecérselo con algo más que palabras. “¿Qué podemos hacer por su país?”, preguntó uno. “Mandar comida es demasiado caro, porque pesa mucho. Lo más práctico es mandar medicamentos”. No hubo falta hablar más. Tan pronto como salimos de allí, nos propusimos luchar contra el comunismo de Venezuela, ayudar a esa
pobre gente.

 

Comenzamos una campaña de recogida de medicamentos por parroquias, farmacias, familias, amigos de la causa, etc. Con cuatro semanas de plazo terminó la campaña y fue muy fructífera. Mandamos varias decenas de kilogramos de medicamentos a través de una ONG. Esperamos haber ayudado con nuestro granito de arena que es una gota en el océano. Si cada persona da un paso al frente, muchos pocos hacen mucho. ¡Ánimo! Todo para que Cristo reine en los corazones de los hombres.


¡Viva Cristo Rey!