Subida a Monserrat

“Es de bien nacidos ser agradecidos”, dice un viejo refrán. El curso ha terminado con más o menos éxito, pero sabiendo que estamos totalmente en manos del Señor. Ahora toca recoger la cosecha, y dar gracias. Además, el campamento Cruz de Borgoña 2018 se acerca, y hay que comenzar a poner el cuerpo y el alma a tono para aprovecharlo al máximo.

 

Así que con ese talante subimos unos pocos jóvenes carlistas a Montserrat en este sábado 30 de junio. Comenzamos el ascenso a las diez de la mañana desde Monistrol. A las doce acudimos a la Santa Misa y dimos las gracias a la Mare de Deu de Montserrat por habernos cuidado y protegido durante todo el año, como hizo en su día con el tercio de Montserrat. También le pedimos por los frutos del campamento, para que fuésemos buenos referentes, a imitación de Cristo, para los niños cuyos papás dejarán en nuestras manos. Después de la Eucaristía almorzamos y charlamos. Posterior descenso a pie rezando el rosario y dando gloria a Dios. Un gran plan de mañana.