Peregrinación a Loreto

 

El 26 de febrero de este año, un grupo de familias y jóvenes nos reunimos para realizar la peregrinación hacia el Santuario de La Virgen de Loreto en Espartinas.

 

La peregrinación duró casi dos horas en las que dio tiempo a rezar, hablar, reir y contar mil una anécdotas puesto que algunos no nos veíamos desde los campamentos de CB en el mes de agosto allí en nuestro muy querido Parque Nacional de Gredos. 

 

Una vez llegados a ia Iglesia entramos por la puerta santa y nos recibió Fray Joaquín Domínguez, el guardián. Nos enseñó el templo y nos condujo al camarín de la Virgen de Loreto, rezamos unas oraciones y por supuesto, la Oración que San Juan Pablo II recomienda en estas ocasiones. Nos dieron unas acreditaciones en las que indicaba que habíamos realizado la peregrinación correctamente y que obteníamos la Indulgencia Plenaria ya fuese para nosotros mismo o para algún alma del Purgatorio.

 

Más tarde, nos reunimos todos para la comida en la que cada uno ponía un plato o varios hechos por ellos, no cabe decir que todo estaba súper bueno puesto que en la región de Andalucía tenemos grandes concineros.

Cuando terminamos de comer, fuimos al patio a rezar el Santo Rosario terminando con una canción muy típica de los Carlistas. En este momento nos avisaron de que un sacerdote estaría disponible para confesar a todo aquel que lo necesitara y justo después empezó la Santa Misa.

 

Una vez terminada la jornada, los niños tuvieron la oportunidad de merendar y algunos ya cogieron sus coches e hicieron su marcha de vuelta a sus hogares. No hace falta decir que cada persona de nuestro gran grupo que se fue esa tarde se iba con una amplia sonrisa y con paz en su interior puesto que estaba en Gracia de Dios. En conclusión, recomiendo desde mi humilde punto de vista realizar esta peregrinación a toda aquella persona que le apetezca… No se arrepentirá jamás.