Las guerras carlistas

 

Los carlistas se vieron obligados a empuñar las armas en una larga contienda de siete años. Después vendrían dos guerras más en el siglo XIX, y la heroica participación en la Cruzada de 1936-39.

 

Casi sin medios, con más voluntarios que fusiles, los carlistas supieron crear ejércitos de la nada y poner en serios apuros a los gobiernos liberales. Pero, a pesar de todos los enormes sacrificios y heroísmos, el carlismo no llegó a triunfar militarmente. 

 

EL LIBERALISMO SE IMPUSO POR LA FUERZA